Tributo, sin gracias.

 

Por ser bulto en el viaje
y estorbo en noche ajena,
creiste una amistad
que no fue mas que condena.
Sorpréndeme con discursos
moderados, Magdalena
que pactar con el diablo
es jugar a la ruleta.
Ni con Judas me disputo
ni le concedo mi letra,
excepción haré contigo,
aunque leo, y no la entiendas.

Es algo que se me pegó del barroco quevedesco, las sátiras a contrarios. Y aunque no sea la mejor del mundo… es mejor que nada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Varios.

Esperamos tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s