Avatar puede ser real

En la nueva superproducción de Hollywood «Avatar», los seres humanos visitan una luna habitada llamada Pandora. Este lugar, como el satélite natural Endor en Star Wars, es un mundo de ciencia ficción, pero quizás en el futuro, gracias a la misión Kepler de la NASA -capaz de detectar objetos del tamaño de la Tierra-, podamos encontrar de verdad paisajes alienígenas habitables. Si hallamos a los candidatos lo suficientemente cerca, el Telescopio Espacial James Webb (JWST) será capaz de estudiar sus atmósferas y detectar gases clave para la vida como el dióxido de carbono, el oxígeno y el vapor de agua.
«Si Pandora existiera, podríamos encontrarla y estudiar su atmósfera en la próxima década», ha explicado la astrónoma Lisa Kaltenegger, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian (CfA). Hasta ahora, los programas de búsqueda de planetas han descubierto cientos de objetos del tamaño de Júpiter. Se trata de gigantes gaseosos, que son fáciles de detectar, pero que dificilmente pueden albergar vida como la conocemos en la Tierra. Sin embargo, los científicos creen que si una luna orbita alrededor de uno de estos monstruos de gas podría tener más papeletas para convertirse en un lugar apto para la vida. Esto, en el que caso de que el planeta gire en lo que se llama la «zona de habitabilidad» de una estrella, una región suficientemente caliente para que pueda surgir el agua líquida.
El primer paso del rastreo consiste en examinar miles de estrellas para buscar planetas que se cruzan por delante. Cuando eso ocurre, se crea un mini-eclipse. La estrella se oscurece tan sólo un poco, pero lo suficiente para que el telescopio detecte el fenómeno. Este tránsito dura tan sólo unas horas y requiere una alineación adecuada.
La Luna de «Avatar» puede ser real

Una vez hallado el planeta, los astronómos pueden buscar sus lunas o «exolunas». ¿Cómo? Su gravedad influye en el planeta y puede retrasar o acelerar su tránsito, lo que revela su existencia. Una vez encontrada, el próximo paso es descubrir si tiene atmósfera. Si la tiene, los gases absorverían una fracción de la luz de la estrella durante su tránsito, dejando una pequeña «huella dactilar».
Kaltenegger ha calculado qué condiciones son las mejores para el examen de las atmósferas en estas lunas. Según dice, Alpha Centauri A, el sistema que aparece en «Avatar», es un objetivo excelente. «Alpha Centauri A es una brillante estrella (la más brillante y grande que conocemos hasta ahora) ,cercana y parecida al Sol, por lo que nos da una señal fuerte. Sólo necesitamos un puñado de tránsitos para encontrar agua, oxígeno, dióxido de carbono y metano en una luna similar a la Tierra como Pandora», afirma la astrónoma.
Si la película Avatar está en lo cierto, podríamos dar con una luna así en un futuro cercano, incluso podriamos llevar tiempo allí para el año 2154 (año en el que se desarrolla la película)
Anuncios

Esperamos tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s