Saeta.

Llámenme paranoico, tiquismiqui o como a ustedes primero se le vengan a la cabeza. La cuestión es que hoy estaba yo tomándome un cacharrito (que es lo mío) cuando escuchaba por plena Calle Real: Saeta. No se si es problema de comprensión colectiva u otra cosa más grave que no alcanzo diagnosticar pero… ¿por qué hacen de “Saeta” de Antonio Machado una marcha de semana santa, siendo esta misma una crítica?

¿Quién me presta una escalera,

para subir al madero,

para quitarle los clavos

a Jesús el Nazareno?

Saeta Popular

¡Oh, la saeta, el cantar

al Cristo de los gitanos,

siempre con sangre en las manos,

siempre por desenclavar!

¡Cantar del pueblo andaluz,

que todas las primaveras

anda pidiendo escaleras

para subir a la cruz!

¡Cantar de la tierra mía

que echa flores

al Jesús de la agonía,

y es la fe de mis mayores!

¡Oh, no eres tú mi cantar!

¡No puedo cantar ni quiero

a ese Jesús del madero,

sino al que anduvo en el mar!

Si tras leer el poema no se ha dado cuenta, fíjese en la negrita e interprete usted mismo lo que quiere decir. ¿No es una crítica? Sí, es una critica y luego vienen haciendo de este poema un himno de la semana santa, no se con qué criterio.

Otra cosa que me ha erizado los vellos, es la convicción del hombre cuando cree en algo aunque esto mismo resulte falso. Hasta el día de hoy, yo, vía a los costaleros como grupos de amigos que se reunían a pasarlo bien e hincharse de cerveza tras la procesión. Pero no, hoy por fin, creo que va más allá. Son hombres, que aunque alardeen a lo largo del año ser ateos radicales, durante un día todos los años cargan en su cuello con 60kg durante 7horas segidas paseando a su “Esperanza”, “Nazareno”… se besan antes de ocupar su trabajadera, y lloran como magdalenas cuando acaba, otro año mas, el ritual. Un arma de doble filo que demuestra que cuando el hombre cree en algo es capaz de hacer lo que le venga en gana, siendo esto un arma de doble filo pues los fines, no es en este caso, pueden ser nada menos que catastróficos.

Mientras tanto…!Qué suene Saeta, Antonio¡

Anuncios

5 comentarios el “Saeta.

  1. Anónimo dice:

    Mi pregunta es porque resulta falso? “es la convicción del hombre cuando cree en algo aunque esto mismo resulte falso?? falso porqué? ¿Cuales son tus bases para creer que es falso?

    Espero tu respuesta
    Supongo que no meteras a la ciencia porque bastantes veces se ha equivoquado.

    • Psametiko dice:

      Simplemente porque la religión es igual a mentira. Negocio de unos pocos sinvergüenzas que se aprobechan del miedo a la muerte del ser humano para llenarse los bolsillos.
      No hay ningún argumento favorable que demuestre la existencia de Dios por lo tanto es falso mientras no se demuestre lo contrario.

  2. Daniel Soler dice:

    Hechos como éste demuestran el grado de perversión moral y de falsedad que han alcanzado las procesiones. Cegados por la “devoción”, para mí por la hipocresía, cargan con el trono una vez al año, pidiéndole perdón a Dios y mostrándose muy devotos, cuando durante todo el año han sido los mayores sinvergüenzas del lugar. Os dejo otro poema de Antonio Machado.

    Al fin, una pulmonía
    mató a don Guido, y están
    las campanas todo el día
    doblando por él: ¡din-dan!

    Murió don Guido, un señor
    de mozo muy jaranero,
    muy galán y algo torero;
    de viejo, gran rezador.

    Dicen que tuvo un serrallo
    este señor de Sevilla;
    que era diestro
    en manejar el caballo
    y un maestro
    en refrescar manzanilla.

    Cuando mermó su riqueza,
    era su monomanía
    pensar que pensar debía
    en asentar la cabeza.

    Y asentóla
    de una manera española,
    que fue casarse con una
    doncella de gran fortuna;
    y repintar sus blasones,
    hablar de las tradiciones
    de su casa,
    escándalos y amoríos
    poner tasa,
    sordina a sus desvaríos.

    Gran pagano,
    se hizo hermano
    de una santa cofradía;
    el Jueves Santo salía,
    llevando un cirio en la mano
    —¡aquel trueno!—,
    vestido de nazareno.
    Hoy nos dice la campana
    que han de llevarse mañana
    al buen don Guido, muy serio,
    camino del cementerio.

    Buen don Guido, ya eres ido
    y para siempre jamás…
    Alguien dirá: ¿Qué dejaste?
    Yo pregunto: ¿Qué llevaste
    al mundo donde hoy estás?

    ¿Tu amor a los alamares
    y a las sedas y a los oros,
    y a la sangre de los toros
    y al humo de los altares?

    Buen don Guido y equipaje,
    ¡buen viaje!…
    El acá
    y el allá,
    caballero,
    se ve en tu rostro marchito,
    lo infinito:
    cero, cero.

    ¡Oh las enjutas mejillas,
    amarillas,
    y los párpados de cera,
    y la fina calavera
    en la almohada del lecho!
    ¡Oh fin de una aristocracia!
    La barba canosa y lacia
    sobre el pecho;
    metido en tosco sayal,
    las yertas manos en cruz,
    ¡tan formal!
    el caballero andaluz.

  3. anveger dice:

    Pues tienes toda la razón, que de hipócritas que dicen no creer y luego sacan los tronos. Para mí el utilizar una crítica como un himno es la mejor muestra de la ignorancia “semanasantil”.

  4. JoséyJota dice:

    Es que creer es ignorar, más claro agua. Y ser hipócrita ya es lo peor.

Esperamos tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s