Socialismo, comunismo, nazismo y otros sinónimos

Socialismo, comunismo, nazismo (nacionalsocialismo), fascismo no son más que las distintas fisonomías que pueden percibirse de un único epicentro: el totalitarismo. Efectivamente, todos los movimientos politicoeconómicos supradichos confluyen entre sí y cuya principal característica es el totalitarismo, el control, la coacción.

Obviamente, podremos -como ocurre en los pasatiempos- encontrar las siete diferencias entre estos sistemas factótum, lo que no significa que dejen de ser -en la práctica- iguales, sino idénticos.

Estos sistemas se apoyan en los valores más arrogantes e hipócritas del ser humano para subsistir: sus partidarios, de uno u otro modo, han intentado dirigir vía mandatos (dictar) el Estado. Por ejemplo, en el comunismo, la extinta URSS lo hacía con sus planes quinquenales; en el nazismo, fascismo o franquismo, más de lo mismo: el Estado se sustentaba en los dictados del Gran Pedagogo. En todos los casos, podemos afirmar que el Estado se convertía un propiedad personal del mandatario.

No obstante, los valores libertarios e individualistas de América, en mayor medida, y de Gran Bretaña, en menor medida, reflejados en sus instituciones, no favorecieron, precisamente, semenjantes aberraciones. Si la Libertad, en las dos Grandes Guerras, no hubiese vencido a la Coacción el mundo de ahora sería muy distinto: por ejemplo, peor que la Cuba actual. Parece que el comunismo, el nazismo, el fascismo y el socialismo o, lo que es lo mismo, el totalitarismo había caído por su propio peso, materializado, simbólicamente, en la caída del muro de Berlín.

Ahora bien, parece que el hombre no se ha despojado definitivamente de la Fatal Arrogancia, a veces, se vislumbra una cierta edificación del muro de Berlín. El socialismo (o, insisto, totalitarismo) parece que vuelve: se palpan tintes intervencionistas, no sólo en economía, sino en ámbitos donde, ni si quiera en épocas dictatoriales, hubiesen sido imaginados. En el primer caso (economía), hago referencia a EEUU, cuyos gobernantes han decidido sustituir la mano invisible por la mano negra del Estado.

En el segundo caso, muy seriamente, estoy pensando en España. Si bien en general debemos preguntarnos: ¿por qué socialismo es idéntico a totalitarismo?, en este caso, nos preguntaríamos: ¿por qué Franco y Zapatero presentan características, esencialmente, idénticas? El gobierno totalitarista español ha decidido legislar desde “educar para formar ciudadanos”, es decir, fabricar personas a su criterio, hasta la memoria. Nunca antes, ni siquiera Francisco Franco -se dice pronto-, decidió dictar sobre la memoria de todos y cada uno de nosotros, de controlar la historia. Por lo que respecta a economía, no merece la pena siquiera hablar de ello. Baste con este ejemplo epitómico: Zapatero ha dejado patente que está dispuesto a mantener, en esencia, el mercado laboral español. ¿A qué no adivinan quién ideó las características del mercado laboral? Otro dictador: Francisco Franco Bahamonde.

¿Qué definición podemos aplicar a este tipo de acciones, totalitarias, las cuales, modelan a toda una sociedad a criterio de un decisor en acto? Evidentemente, y al igual que el nazismo o fascismo, se trata de un puro totalitarismo, de Dios encarnizado en el gobernante.

Anuncios

29 comentarios el “Socialismo, comunismo, nazismo y otros sinónimos

  1. Psametiko dice:

    Esta entrada es de coña ¿no?
    Lo que hay que leer…la calidad del blog cae a pasos agigantados.

  2. Rafa dice:

    Por favor… por favor… seguro que posees más conocimientos y raciocinio que el que has demostrado en esta entrada. Ten en cuenta que se supone que tus entradas revelan tus pensamientos. A no ser que lo hagas por captar visitas…

    ¿Cómo puedes decir semejantes cosas? Mezclas a Obama con el socialismo de Lenin, que a su vez lo juntas con el nazismo, que es similar al franquismo; cuyo heredero es Zapatero. No te lo tomes a mal, pero; ¿cuántas copas llevabas cuando pensaste eso?.

    En cuanto digiera tu post, pondré mi impresión. No quiero que me indigeste.

    • anveger dice:

      Tenía ganas de exagerar, pero sí es verdad que todos se basan en el control, aunque después se haga de una u otra forma. Lo que quería transmitir es que el socialismo actual es más peligroso de lo que se cree, aunque más radical no podía haber sido. Quizá se entienda más mi visión desde el punto de vista liberalista.

  3. Rafa dice:

    Por favor… ¿crees que vives en una dictadura socialista o fascista?, ¿Crees en serio que el exponente máximo del socialismo actual es Obama, o que la autarquía de Franco es equivalente al “pseudo-socialismo” de Zapatero?

    Que daño están haciendo las propagandas extremas y extrañas de determinados sectores tanto de la izquierda como de la derecha. Lee un poco. Te recomiendo: “Breve historia del socialismo” de George Lichtheim. Es algo antiguo, pero explica las raíces del socialismo, del verdadero socialismo desde el origen. Y después, analiza lo que has escrito: analiza si de verdad puedes ya no sólo comparar a Obama con Lenin, sino a Hitler con Lenin.

  4. JoséyJota dice:

    Antonio, o estás de broma o me defraudas. El sistema totalmente liberalista en el que piensas es totalmente impracticable, deeja de decir chorradas, que aunque haya que eliminar intervencionismos, no estamos en una dictadura.

    La calidad de Vegas Blog va cuesta abajo y sin frenos, últimamente sólo hay artículos llenos de chorradas, exageraciones sin ton ni son. Si mediante eso pretendes captar la atención de la gente, estás usando estrategia Telecinco.

    Por cierto, la foto del artículo me juego el cuello a que la ha hecho un republicano casposo al más puro estilo “Tea Party”.

    • anveger dice:

      Jota, es verdad que he usado la hipérbole, pero lo que digo puede demostrarse y hay estudios que lo corroboran. El socialismo (ya sea nacional, democrático o de otro tipo) se caracteriza por la imposición. Yo pensaba igual que tu hasta antes de leer a grandes economistas y juristas como Huerta de Soto, Misses y, por su puesto, el Premio Nobel F.A. Hayek.

      No es una coincidencia que ZP (socialista) mantenga la política laboral rígida del momento, creación de Franco (socialista). Aunque no lo creas todo socialismo utiliza todos los medios a su alcance para controlar todos los intersticios de la socidad, aunque, eso sí, con más o menos intensidad.

      Y si tan equivocado estoy, entonces ¿por qué paises con gobiernos que utilizan políticas similares a las que propongo van tan bien (Reino Unido, Alemania, …).

      Por cierto, el Tea Party, en cuanto a lo económico, es buenísimo. Aunque no estoy de acuerdo en su ideología de otros terrenos.

      • JoséyJota dice:

        ¿Te parece buenísimo que el que el que no tenga dinero para pagarse un seguro médico se muera si necesita médico?¿Te parece buenísimo que las grandes empresas hagan lo que quieran?… Venga ya…

      • anveger dice:

        He actualizado mi comentario de arriba, léelo. Obviamente hace falta que la sociedad asegure servicios vitales a la sociedad, pero mínimos. El liberalismo o el individualismo que planteo no causaría tantos problemas, pero estoy de acuerdo en que eliminar completamente el Estado es una atrocidad. Pero menos impuestos, menos intervención, más libertad y menos oligocracia.

      • Rafa dice:

        Aquí hay que discutir una cuestión fundamental. Que Obama no es socialista, que Franco no fue socialista. Ni siquiera Zapatero lo es. Y eso no es cuestionable. Obama simplemente ha utilizado una táctica muy vieja: se llama populismo. Y en crisis le ha dado un resultado espectacular, prometiendo cosas de “país europeo”, que significarían un avance en la calidad de vida de los Estados Unidos brutal. Lo que Obama no ha visto (y parece mentira que no lo haya hecho) es que los lobbys norteamericanos tienen intereses que impiden todas esas reformas.

        Anveger, no vives en un país europeo de renta per cápita alta. Es posible que ganes lo suficiente para permitirte una atención médica de una aseguradora médica privada; pero aunque pienses que porque no nos cobren impuestos, la mayoría también podría permitírselo; estás muy equivocado. Empezando por los muchos millones de jubilados de este país con pensiones ínfimas. ¿Los dejas en la calle si necesitan atención médica?. Si la respuesta es sí, pierdes absolutamente toda mi consideración y respeto.

        Si prefieres vivir en los Estados Unidos, eres libre de hacerlo. Pero por favor, deja de escribir cosas que no sirven nada más que para ganar visitas. Por cierto, el famoso Tea Party, hace precisamente eso: amedrentar, asustar, difamar y en algunos casos mentir sobre Obama y los demócratas.

        El liberalismo no es eso que predicas. Y el socialismo no es lo que dices (y no sé si piensas).

      • Rafa dice:

        http://www.abc.es/20100714/internacional/obama-lenin-201007142313.html

        Plenamente identificado con el Tea Party. No me equivocaba.

      • anveger dice:

        Socialismo: coacción institucional vía mandatos, mediante la cual el Estado ejerce el control en Economía, entre otros ámbitos (definición propuesta por el Premio Nobel F.A. Hayek, Von Misses y Huerta de Soto). Dicho lo cual, no hay más socialista que Franco. Por el mismo motivo, Obama es socialista, al igual que Zapatero, Castro, Lenin, Stalin y Hitler. Puede haber todas las diferencias que se quieran entre ellos (muchísimas, es evidente: el Holocausto por ejemplo hace inviable la comparación), pero todos ejercen sobremanera el poder del Estado e intervienen en la Economía, reduciendo el bienestar de la sociedad: totalitarismo.

        Por contra, liberalismo o individualismo significa aplicar la teoría económica a la realidad. Como sabrás, se ha demostrado que toda intervención política en la economía (socialismo) reduce la “tarta económica”, aunque iguala los trozos en los que se reparte. ¿Cómo solucionar la controversia? Es evidente: liberalismo y dejar que la tarta aumente, quedando un trozo más grande para todo el mundo.

        Evidentemente, el Estado debe asegurar los servicios básicos a todos los ciudadanos, pero no aumentar el gasto público exponencialmente, ni cobrar el 60% del sueldo de un ciudadano. Porque eso significa “trabajar para el Estado” (de nuevo totalitarismo).

        El Tea Party es un partido muy radical y equivocado en toda su política (ya lo dije), pero en Economía se ajusta a las leyes del mercado, no es una opinión es así.

      • Rafa dice:

        Estás equivocado. Franco no ejercía coacción institucional en el Estado, él era el Estado. Insisto en que Obama tampoco lo es; Obama simplemente se ha subido al carro de una serie de reformas que tienen lugar en Europa, y que le ha dado muchos votos en las elecciones. Votos que desaparecerán, debido principalmente a que esos del Tea Party “amenazan” con los grandes monstruos de la política estadounidense: “socialismo”, “intervencionismo”, “comunismo”, “anarquía”; y a que no le han permitido aplicar dichas medidas. Evidentemente estos saben lo que se hacen. Saben que no es cierto, pero así siembran desconfianza en la población.

        Liberalismo no significa aplicar la teoría económica a la realidad, liberalismo significa no influir en el mercado con decisiones que lo guíen, sino dejarlo a su libre albedrío. Y eso anveger, es lo que ha provocado que estemos en la crisis de hoy. Los estados han permitido que el mercado campe a sus anchas, y han tenido que ir a rescatarle, sabedores que la economía mundial se sustenta en ese mercado.

        ¿Para qué quieres un Estado si no gestiona el dinero que se mueve en él? El Estado pasaría a ser una empresa privada, cada uno podríamos fundar un Estado. Ve a Finlandia o a Suecia, países donde el régimen impositivo está mucho más alto que aquí y que en Estados Unidos. Háblales de que podrían vivir mejor con un liberalismo feroz; no duras ni 20 minutos. Y eso no es un Estado socialista.

        Por último, muchos de los beneficios de tu vida actual son debidas a reformas de países e instituciones de corte socialista, socialdemócrata, comunista, etc.; es decir, totalmente totalitarios. Cómo este país según tu criterio.

        Perdón por la parrafada.

      • anveger dice:

        El socialismo es ejercer la coacción institucional del Estado sobre la población, no sobre el Estado; lo que tu dices se llama autoritarismo dentro del mismo Estado. No hay que confundir autoritarismo con totalitarismo.

        Primero, dejar el mercado a sus anchas es exactamente lo mismo que aplicar la teoría económica a la realidad. Y no hacer eso en el sistema bancario es lo que exactamente provoca las crisis periódicas del capitalismo. Hay una intervención máxima en los bancos, una simbiosis entre políticos y banqueros que tienen el monopolio de la creación de dinero ficticio. Bueno y no hablemos de los bancos centrales que imprimen dinero a su criterio. Esto es otro tipo de intervención, socialismo o fascismo. Sin este “socialismo” bancario la crisis no hubiese sucedido. Te recomiendo que leas mis entradas de economía, en las que desgrano este tema.

        En realidad todo se resume en el siguiente principio: todo el mundo tiene derecho a hacer lo que quiera sin perjudicar a los demás, es decir, nadie puede elegir por nadie, ni siquiera el Estado. No sólo me apoyo en principios éticos o filosóficos, sino que así la Economía, por definición, funcionaría mucho mejor. Como Adam Smith decía: cada uno actuando por egoísmo, sin querer, mejora el bienestar social. Te pongo la siguiente analogía: ¿por qué todas las colas del supermercado tienen la misma longitud? Pues porque cada individuo busca su provecho (acabar antes) y, así, las compras de todos los clientes se hacen más rápido que si un arrogante decidiese gestionar las colas de clientes; sería mucho más ineficiente. Esto es lo que ocurre con el socialismo: aunque pretendan mejorar el bienestar social, acaban, indefectiblemente, empeorándolo. La intención es buena, pero el resultado nefasto.

        Hitler intentaba mejorar la especie humana, Franco “salvar a España”, Obama dar un giro europeo al país, como tú dices, Castro una “revolución”. Pero el resultado de todos es nefasto como digo, aunque la intención es buena. ¿Por qué sucede? Porque es imposible que una Nación si rija por un punto de vista (igual que con la cola del supermercado, pero a gran escala). Las personas no somos dioses y debemos de actuar todas juntas, cada uno en sus asuntos para lograr el mejor resultado posible: liberalismo.
        Perdóname a mí también por la parrafada.

      • Rafa dice:

        Hitler no lo hacía con buena intención. Ni Franco. Y Castro es dudoso.

        El liberalismo está muy bien, pero si su ejemplo es el ejemplo de la cola del supermercado, está incompleto. ¿Y los que se cuelan?. ¿No se te ha dado el caso que abren una nueva caja, y en lugar de pasar primero el que más tiempo lleva esperando, pasa el último que ha llegado?. Eso lo llamo injusticia. Y ese egoísmo, no lleva al bienestar. ¿Por qué no una cola única con varias cajas? Te aseguras el orden de espera, te aseguras que todo el mundo pasará cuando le toque, y nadie pisoteará a otro. Si tu liberalismo fuera el ejemplo que has puesto, o los que son pisoteados son esclavos que no pueden protestar, o acabas a leches a la primera de cambio. ¿Ejercemos un paralelismo actual:

        Es curioso como los extremos pueden tocarse, el liberalismo que propones es similar al anarquismo. ¿Problema? Falta de moral común. ¿Solución? La imposición de una moral común. ¿Cómo? Con un modelo autoritario. ¿Sabes que los primeros socialistas en Inglaterra, anteriores a Marx; promulgaban una dictadura impositiva (valga la redundancia) para llegar primero al socialismo, y en un paso más; al comunismo libertario?. Y el comunismo libertario es muy similar al anarquismo.

        Cualquier forma de gobierno en cualquier sentido sin autoridad (no una persona sólo, sino un conjunto) ha sido un fracaso; y seguirá siéndolo precisamente por el egoísmo.

      • anveger dice:

        Independientemente de su intención, fueron socialistas.

        Aún suponiendo de que haya gente que se cuela, el resultado final sigue siendo superior. Además, el colarse incumple el principio que antes dije: no perjudicar a los demás. No obstante, debe haber una justicia común, leyes materiales, sometidas a los principios generales del derecho que impidan los excesos y los defectos. Pero, insisto, LEYES y no mandatos, que estén sustentadas en el derecho natural. Así es como puede haber una moral común (que por cierto es innata) sin necesidad de socialismo.

        Te equivocas. La Grecia antigüa no fuenun fracaso político.

      • anveger dice:

        Creo que con esto entenderás mejor mi postura.

  5. danisoler dice:

    Rafa creo que le estás otorgando al Estado una función meramente económica, ¿no es el Estado además la garantía del cumplimiento de las leyes? ¿No tenemos un poder judicial que, aunque a veces sea un desastre, tiene la función de impartir justicia? La principal diferencia entre el liberalismo y el anarquismo es que el liberalismo asegura la existencia del Estado pero sin que éste interrumpa los ciclos económicos, pero haciéndolo cumplir su función judicial y legislativa. En el anarquismo el Estado no existe en ninguna de sus formas: no hay cárceles, ni policía, ni ningún símbolo de autoridad. En cambio, en el liberalismo sí se mantiene este orden: La máxima libertad individual sin renunciar a la seguridad.

    • Rafa dice:

      Yo soy el que le atribuye al Estado una función más que económica. Es la base de la sociedad, es el único garante de la justicia.

      Si el Estado no ejerce ninguna función en cuanto a lo económico, ¿para qué lo queremos?: no podría juzgar a alguien que cometa fraude porque no tendría función sobre los mercados; además nadie perteneciente a los mercados debería formar parte del Estado, por tanto; al fin y al cabo, España como Estado sería una empresa privada. Una empresa mantenida por unos pocos, en la que trabajan unos que se someten a las reglas de un Consejo de Administración, y que reciben un sueldo a cambio de trabajo para el Estado, porque el Estado sería una entidad más del mercado.

      El liberalismo feroz ni me convence ni me ha convencido nunca. Ninguna forma de gobierno de cualquier índole que excluya una entidad estatal superior es garante de la Justicia. Ni siquiera lo es el Estado… Un Estado es el único garante que dividirá las porciones de su tarta, como han dicho antes; es más, ya me parece suficientemente liberal el sistema actual.

      Perdón, pero la máxima libertad individual con cárceles… eso es muy viejo ya, el anarquismo establece la cárcel en la mente. No me parece un argumento de peso para separar al anarquismo del liberalismo “libertario”.

      • danisoler dice:

        Por supuesto que se juzgarían los fraudes cometidos en el mercado, porque el mercado forma parte de la sociedad, y por tanto se encuentra sometido a la legalidad. Pero una cosa es que esté sometido a la ley, y otra que sea intervenido por el Estado, que es muy diferente.

        Y reitero, lo de máxima libertad individual siempre y cuando la libertad de uno no viole la del otro.

      • Rafa dice:

        ¿Entonces el Estado es la policía del Mercado?. ¿De verdad crees que la solución es que el Estado se ponga a disposición del Mercado? Desde luego que la solución no es que el Estado intervenga de manera definitiva y definitoria en el Mercado, sino que establezca los límites y se establezca como autoridad para evitar excesos.

        Y con lo que ha avanzado la economía en los últimos 200-300 años, me niego a creer que el Mercado pueda ser absolutamente libre. En el momento en el que alguien defina unas leyes del Mercado ya hay una autoridad superior que rige el mercado, porque las leyes del Mercado no aparecen por arte de magia.

        Estoy absolutamente en contra de un Estado socialista. Absolutamente. Y absolutamente en contra de un Estado regido por el Mercado. No crea justicia, más bien; el que no pueda seguir al Mercado, se muere de hambre (por cierto, como pasa ahora). Y pensar que todo se arreglaría porque alguien invertiría en eso por propio egoísmo, sería especular (por cierto, como pasa ahora).

        De verdad, intentar convencerme; pero con más razón que con razonamientos lógicos sin razón semántica como si Hitler influyó en el Mercado, Lenin también, y Zapatero también; los 3 son socialistas (en sentido peyorativo).

      • anveger dice:

        1. Las leyes del Mercado son innatas al ser humano. Por favor, te aconsejo que si no sabes de algo no lo hables. El Estado debería intervenir cuando hay un determinado “fallo de mercado”, como cuando alguien entorpece a la libertad de los demás (libertinaje o liberticidios)

        2. Cuanto más liberal ha sido la economía, mejor ha ido; eso es un hecho y puedo demostrartelo en cualesquiera circunstancias.

        3. El Mercado no crea igualdad, pero sí se cumple esta ley: “Cada uno recibe la proporción exacta del valor que aporta a la producción”. Evidentemente, el Estado debería ayudar a repartir la tarta en trozos parecidos, sin reducirla (como aumentar el empleo)

        4. Todos los socialistas otorgan un poder al Estado desorbitado, perjudicando la economía sí o sí a largo plazo. Y esta condición la cumplen todos los nombres aquí referidos.

  6. JoséyJota dice:

    Antonio ha escrito esto para llamar la atención, y ya está.

  7. En la ciencia se utiliza la terminología para evitar confundir y tergiversar, que al parecer se está convirtiendo en labor de expertos, seres elegidos por Dios que en base a su condición de gurús, pretenden que se acepten sus argumentos porque “¡por favor, si no sabe de algo no hable!”. Ya que como todos sabemos, el principio de autoridad cognitiva es fundamental en la ciencia.
    El neoliberalismo, la falta del color del dinero, la falta de responsabilidad frente a las acciones, es lo que convierte a organizaciones criminales en grandes empresas, a las grandes empresas en organizaciones criminales y a la economía en la imposibilidad de distinguir entre ambas. Me temo que confunde libertad con titularidad de bienes. De todas formas no piense que me escandaliza este post, mueve a risa su falta de inteligencia.

    • anveger dice:

      Le recomiendo que lea a algún Premio Nobel de Economía, gracias.

    • danisoler dice:

      Pues argumente, argumente y justifique el saqueo estatal, cuestione la meritocracia y dígame porque le tengo yo que pagar sus caprichos.

      Ah, y hablando de tergiversaciones,¿ me podría explicar que es para usted el neoliberalismo y qué lo diferencia del liberalismo clásico?

  8. Ksjetd dice:

    Si quieres hablar del intervencionismo no deberías usar el término totalitarismo, porque corres el riesgo de convertirte tú mismo en un hombre de paja y que te salga el tiro por la culata.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Straw_man_fallacy

    • anveger dice:

      Gracias. Tienes razón. Aunque con el término totalitarismo más bien me refería a factótum, es decir, intentar abarcarlo todo.

Esperamos tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s